Cap 21: Asaltando el Corazon

Por Diario Twilight   Publicado a las  10:52 p. m.   3 comentarios

Capitulo 21: Dolor

Alguien carraspeo. Edward me bajo al suelo, sonrío y volteamos a ver quien era.

La sangre empezó a hervir por mis venas, como se atrevía a presentarse en mi casa como si nada hubiese pasado.

-¿Qué haces aquí papá?-preguntó Edward molesto.

-Vine a hablar con Bella-respondió.

-Eso quieres Bella-inquirió Edward.

-Sí-dije- No te vayas muy lejos- le pedí.

-Como quieras corazón estaré en el auto de Alice- anunció.

Asentí.

-¿Quieres hablar en mi auto?-me preguntó Carlisle.

-Donde sea- me límite a responder.

Se encamino a su auto y me abrió la puerta del copiloto. Subí y me acomode para encararlo, haber que tenía que decir.

-Bella-murmuro-Yo no asesine a tu madre.

-No seas mentiroso- le dije irritada- Si no fuisteis tú, entonces ¿quién fue?-inquirí.

-Lo que ocurrió aquel día fue muy confuso- dijo perdido en sus pensamientos.

-¿Qué sucedió?- pregunté.





-Aquel día se perdió un gran cargamento de droga, y nos avisaron que las personas que lo robaron lo habían trasladado a Forks. Decidimos venir a enfrentarlos, pero no esperábamos a la policía en aquel almacén.

Suspiró pesadamente.

-Al llegar comenzó el enfrentamiento, las personas que se encontraban en el almacén estaban desesperadas. Uno de los policías me reconoció y les gritó a los demás donde me estaba escondiendo. Tropecé con tu mamá, recuerdo su rostro y ahora más ya que tú eres como ella, pero en una versión más hermosa.

Carlisle se removió incomodo en el asiento.

-Me pidió que no la matará, me dijo que su hija la esperaba en casa- susurró Carlisle con lágrimas en sus ojos- Le dije que no iba hacerlo. ¿Por qué matarla? ella no había hecho nada, sólo estaba en el lugar equivocado.

Mi mamá suplicó no morir por mí. No quería dejarme sola. Esto era tan doloroso.

-Aunque no lo creas, yo nunca he matado a nadie. Es verdad soy un mafioso pero eso no quiere decir que sea un asesino que mate a quien sea por capricho. Ese trabajo es de otros, por eso les he enseñado a mis hijos a herir, pero no matar si no es necesario.

-¿Quién la mato entonces?- pregunte en un susurró. No tenía fuerzas para hablar.

-Bella-dijo- Yo salí del país para hablar con un amigo quien estaba presente aquel día. Él sabía quien había sido el policía que le disparó a tu madre.

-¿Cómo paso?-inquirí.

-El policía llego adonde me encontraba, y miró a tu madre asombrado y me apuntó. Pero sus manos le temblaban tanto que la pistola se giró sin que él se diera cuenta. Trate de quitar a tu madre de la dirección, pero él pensó que yo iba a matarla, soltó un disparó y alcanzo a tu madre.

Tenía una pena tan honda, era un pozo sin fondo. No sé como no había entrado en shock con tantas malas noticias.

-Carlisle- lo llamé al borde de empezar a gritar- Sabes. ¿Cuál es el nombre de ese policía?-le pregunte.

-Sí Bella- dijo.

-¿Quién es?-le pregunté gritando.

-Charlie Swan- respondió.

No Dios mío. ¿Por qué?... Mi papá no podía ser cierto, era una mentira. Él jamás hubiera sido capaz de hacerle daño a mi madre. Y si hubiera sido el me lo diría.

-NOOOOO- grité y salí del auto corriendo hacia la casa.

-Bella espera- me gritó Carlisle.

-¿Qué le dijiste papá?- le preguntó Edward.

Empuje la puerta de la entrada con fuerza y corrí a la cocina. Allí estaba él tomando un vaso de agua de lo más tranquilo.

-¿Por qué la mataste?-le grité.

Charlie volteó a mirarme y tenía el rostro desencajado.

-Contéstame-le exigí.

-Bella quien te dijo eso- dijo.

-Papá dime por favor- le pedí- Dime que es mentira- le rogué clavando mis rodillas en el suelo- Dime que no es cierto.

-Bebé- susurró llorando e arrodillándose al frente de mí-Perdóname.

-La mataste- afirmé.

Asintió.

-No lo quise hacer Bella, yo la quería proteger. Fue un error- me dijo llorando.

-¿Por qué no dijiste la verdad?- le pregunté.

-No podía Bella- susurró- Nunca ibas a perdonarme.

Proferí un grito de dolor.

Él la había matado. Mi propio padre, esto era una maldita pesadilla. Esto no me podía estar pasando a mí.

Me levanté del suelo.

-Perdóname Bella- suplicó.

-CÁLLATE- le grité con un odio que me desgarraba el alma.

-Hija, por favor- volvió a pedir.

-Yo no soy tu hija- le dije.

Y salí de la cocina a buscar mis cosas, para irme y no volver nunca. Sentí un brazo sujetarme y era mi padre. Me solté de su agarre.

-No quiero que me vuelvas a tocar- le grité mirándolo a los ojos- Nunca...; entendiste.

Corrí a mi habitación a tomar mis cosas, y me desmorone en el suelo.

Mi mente estaba en blanco. No había palabras para describir la gran angustia que sentía. ¿Por qué? ...nunca habría una respuesta.

Me sentía tan frágil, tan incapaz... La magnitud de mi dolor ni siquiera yo la conocía.

-Bella amor- me llamó Edward.

-Abrázame por favor- le suplique y él lo hizo.

No sé cuanto tiempo llore en los brazos de Edward, creo que eso no importaba. Era en el único lugar donde me sentía segura. Donde no había engaños, ni mentiras.

Lo miré y el tatareaba una melodía para tranquilizarme.

-Edward- le dije acariciando su rostro- Mi papá fue quien la mató-solloce.

No entendía como seguía respirando si sentía que con cada segundo que pasaba la vida se me iba.

-Tienes que ser fuerte Bella- susurró- Hazlo por ti y por los bebés, les hace mucho daño que estes así. No creo que a tu madre le gustaría verte de esta manera.- beso mi nariz.

-Llévame al cementerio por favor- le pedí.

Asintió.

Me tomó en brazos y salimos de la casa. Ya afuera todos nos miraron. Carlisle se veía tan triste. Le debía una disculpa.

-¿Quieres que recojamos tu ropa Bella?- me preguntó Alice, mientras le pasaba a Nahuel a Jasper.

-Si- le dije.

Asintió y entro a la casa seguida de Rosalie.

El camino al cementerio de Forks, fue silencioso. Edward me miraba por el rabillo del ojo, asegurándose de que estuviera tranquila. Sabía que él me estaba dando tiempo para poder recuperar fuerzas y asimilar las cosas.

Al llegar Edward me abrió la puerta del copiloto. Un escalofrío recorrió mi cuerpo al bajar del auto, esa siempre era mi reacción cada vez que visitaba a mi madre.

Llegue a su lapida y me arrodille junto a ella. Edward poso una mano en mi hombro, para brindarme su apoyo.

No sé que hubiera sido de mí, sin el apoyo de Edward.

-Mamá-susurré entre sollozos- Te extraño tanto, me haces tanta falta-tomé aire- Hoy me enteré de todo, y siempre dije que cuando supiera quien te había hecho esto lo haría pagar, pero no puedo-Edward apretó mi hombro- Saber quien fue el que te aparto de mi lado, fue más doloroso de lo que alguna vez imagine.

Trate de aclarar mi garganta.

-Perdóname mamá- dije abrazando la lápida como si ella estuviera allí-Perdón pero yo no puedo cumplir la promesa que te hice. No puedo enviar a la cárcel a mi papá- me tape la boca para no gritar.-Sé que tu nunca lo aprobarías y yo no podría hacerlo. Pero tampoco puedo perdonarlo, para eso voy a necesitar mucho tiempo.

Me acurruque encima de la lápida.

-Te Amo mamá-susurré- Te extraño demasiado...Yo sé que me estas escuchando, y donde quiera que te encuentres me cuidas. Fuiste y siempre serás la mejor madre del mundo. Ni siquiera yo creo poder llegar a igualarte algún día.

Grite con todas mis fuerzas, necesitaba sacar un poco el dolor que me estaba consumiendo por dentro.

-Mamá- murmure- Necesito tanto de tus consejos, tus abrazos y tus bromas. Como quisiera volver a escuchar; Te has vuelto a caer Bella, ten cuidado pequeña. Me gustaría que estuvieras aquí y compartieras conmigo la experiencia de ser madre. Me hubiera gustado tanto que conocieras a mis hijos, a tus nietos, que me acompañaras el día de mi boda.

Toque las letras de la lápida, donde se encontraba escrito su nombre.

-Te adoro mamá-susurre- Te amare por siempre, cada día te recordare, jamás te olvidare; porque fuiste y serás lo mejor que Dios me dio en el mundo. Cuando tenga a mis hijos, siempre les hablare de ti y les diré que fuiste la mejor madre del universo. Y que los quisiste aun sabiendo que faltarían años para que llegaran.

Suspire y contemple el cielo.

-Estoy segura que donde te encuentras estás en paz, y quiero que sepas voy a buscar terminar mi cuento de princesa como me lo pediste. Ya tengo a mi príncipe mamá y hasta a unos principitos que están por llegar.-me mordí el labio- Siempre te voy a amar mamá.

Me levanté y me gire para encarar a Edward, quien camino hacia mí y me abrazo con fuerza. Aspire su delicioso aroma y besé su pecho.

-¿Quieres irte hoy?- me preguntó.

-No-le dije-Quisiera que los chicos conocieran un poco el pueblo, así no habrían realizado el viaje por nada.

-Bella-murmuró- Ellos sólo vinieron a buscarte.

-Lo sé- le dije- Pero no tengo ánimos de viajar hoy, aunque tendríamos que buscar un hotel.

-Bella mi padre tiene una Residencia en Port Ángeles, allí nos quedaremos- dijo.

-Está bien-dije.

El trayecto a Port Ángeles, estuvo lleno de lágrimas por mi parte, mientras Edward dibujaba círculos con su dedo índice sobre mi mano para calmarme. Necesitaba llorar, ahogar el dolor de algún modo. Esto llevaría tiempo para sanar.

Pero la visita que hice al cementerio me ayudo un poco. Mi madre estaba bien donde se encontraba.

Al llegar a la residencia Alice se abalanzo a abrazarme. Y llore otra vez en su hombro. Ella y Rose me llenaron de palabras de consuelo.

Después de hablar con ellas. Decidí hablar con alguien, necesitaba que me perdonara por tratarlo tan injustamente.

Se encontraba parado a un costado de un gran ventanal que daba vista a la calle.

-¿Carlisle?-lo llamé. Volteo su hermoso rostro y me brindo una sonrisa.

-Lo siento- susurré entre lágrimas abrazándolo.

-Tranquila hija, te entiendo-murmuro depositando un beso en mis cabellos.

Acerca del Autor

Nos dedicamos a brindar información a todos los fans de la Saga Crepúsculo. Desde entonces nos hemos encargado de cubrir premieres, eventos, actualizar día a día nueva información sobre el cast. Después de que terminó la épica Saga en Noviembre del 2012, seguimos los proyectos de cada actor como corresponde.
Lee más en: Conócenos

3 comentarios:

  1. Anónimo11/14/2011

    me encanto este capitulo me hizo llorar muy hermoso pero duele saber q allá sido su padre el q la mato........

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12/28/2012

    es la historia más triste que he leido si en la vida real me pasara esto lloraria hasta que ya no hubieran lagrimas hasta que se secara la ultima gota de lagimas todos dicen que soy cursi bueno no todos soy muy timida y solo hablo con confianza a los que conozco bien y estas historias me rompen el corazon en mil pedazos me encantan tus historas a mi me encanta amor ciego y esta sigo llorando

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2/03/2013

    Amo tu historia tengo los ojos rojos de tanto llorar cuantos giros de trama me duele la cabeza POBRE BELLA cuanto le pasó en una sola semana mejor dicho en menos de una semana si eso me pasa me da un ataque de histería o me muero QUE FEOOOO!!!!! :`( estas cosas me estan haciendo muuuuy sensible LAS AAAMOOOO.
    -Sofy M. (Robsessed)

    ResponderEliminar

¡Anímate a comentar, siempre y cuando sea con respeto! Bienvenid@s.

Sube de nuevo ↑
Bienvenidos

    Bienvenido a la web de Diario Twilight. Llevamos siete años trayéndote las mejores noticias de La Saga Crepúsculo y su elenco. Haz parte de nuestras redes sociales y no pierdas detalle

Seguidores Blogger

© 2015 Diario Twilight. WP Mythemeshop Converted by Bloggertheme9
Blogger templates. Proudly Powered by Blogger.